Herramientas Personales

Cambiar a contenido. | Saltar a navegación

Usted está aquí: Inicio / Archivo / Historial de curiosidades

Historial de curiosidades


Aproximadamente más de la mitad de las especies de insectos conocidas en el planeta son herbívoros y poseen aparatos bucales especializados para aprovechar los recursos alimenticios que ofrecen las plantas. Las langostas y orugas, por ejemplo, tienen la capacidad para cortar e ingerir trozos relativamente grandes de hojas. Otros, como los pulgones y las cochinillas, cuentan con piezas que les permiten succionar la savia. [10.07.2014]
    Quién no se ha tendido de espaldas, alguna vez, a contemplar el cielo nocturno. A mirar las estrellas y dejar correr la imaginación, buscando formas y figuras, proyectando nuestras fantasías en el lienzo celeste. [10.07.2014]
La asociación entre Historia y Química, aunque poco frecuente, suele sorprender al momento de desentrañar aspectos poco claros del pasado. Un ejemplo: múltiples evidencias indican que los habitantes del antiguo Egipto delineaban sus ojos con pintura negra, independientemente de su rango social. ¿Cuál habría sido la causa de esta costumbre tan generalizada?
Las células del cuerpo humano llevan cabo una gran variedad de funciones. Por ello se han perfeccionado al punto de que muchas son completamente diferentes entre sí. Recién en 2013 se pudo calcular, de manera aproximada, el número de células que forman parte de nuestro cuerpo: cuarenta billones (un cuatro seguido de trece ceros).
En 1990, el aviador militar retirado Rubén Lianza sobrevolaba la zona rural entre Alcira Gigena y Río Cuarto. Sin proponérselo, avistó dos formaciones que parecían cráteres producidos por el impacto rasante de meteoritos. Eran muy alargadas, estaban ligeramente deprimidas respecto al terreno circundante y sus tamaños eran similares: la mayor tenía cuatro kilómetros de largo por seiscientos metros en su parte más ancha. Fueron bautizadas como “Los Gemelos”.
En los próximos meses se producirá este fenómeno que los astrónomos estudian desde mediados del siglo XIX y que se manifiesta, entre otros indicadores, a través del aumento o disminución de las manchas solares observables en la superficie de nuestra estrella. Andrea Costa, física del Instituto de Astronomía Teórica y Experimental de doble dependencia UNC-Conicet nos cuenta más acerca de este fenómeno. [27.08.2013]
column_blank
 
Herramientas Personales