Herramientas Personales

Cambiar a contenido. | Saltar a navegación

Usted está aquí: Inicio / 2017 / Octubre / ADN cordobés: fuerte presencia aborigen y 4500 años de antigüedad / Cómo se rastrean nuestros antepasados

Cómo se rastrean nuestros antepasados

Para establecer el origen y evolución de nuestra población –correspondiente al período poscolonial-, los investigadores rastrean la herencia materna y paterna, separadamente.

Acciones de Documento

 ¿Cómo? El linaje materno se estudia a través del ADN mitocondrial, que contiene información genética proveniente de la madre y se transmite únicamente de madre a hija, por generaciones (los hombres solo son portadores). De acuerdo al análisis del ADN mitocondrial realizado por un grupo interdisciplinario de científicos de la UNC, en base a un millar de muestras genéticas contemporáneas recogidas en un screening provincial,  la mayoría de los cordobeses tiene origen indoamericano (76%).

La herencia paterna, en cambio, se reconstruye a través del cromosoma sexual Y, que es transmitido por el espermatozoide masculino de padre a hijo generacionalmente. El mismo muestreo arroja, para este caso, resultados diferentes: por línea paterna,  hay una fuerte presencia de linaje europeo-medio oriente (92%), y muy baja incidencia nativoamericana (6%) y africana (2%).  

 “Ambas herencias cuentan la historia de la población central de Argentina después de que llegaron los europeos –apunta el investigador Darío Demarchi–.  Muestra que los conquistadores fueron hombres europeos que diezmaron la población nativa masculina y se reprodujeron con las mujeres que vivían en estas tierras”.

En el ADN de un cordobés promedio conviven, por lo tanto, los dos orígenes.

Herramientas Personales